Tu Ayuntamiento
Tu Pueblo
Servicios al Ciudadano
Trámites y Gestiones

Estudio Histórico

Informe histórico emitido por Dª Mª Dolores Guardado Pizarro, licenciada en Geografía e Historia e incluido en el Proyecto de Restauración de la Iglesia de San Cipriano de Cobeña.

ESTUDIO HISTÓRICO

La iglesia parroquial de San Cipriano es una construcción de la segunda mitad del siglo XVI; no obstante, existía un templo de más antigüedad con la misma advocación y que se derribó en el año 1588. El santo bajo cuyo patronato está la Iglesia es San Cipriano obispo, extraño en la zona, podría provenir del norte[1]. Sus atributos son la espada o el hacha, y existía una talla antigua en la hornacina exterior del templo que desapareció en la guerra civil.

Se construye la nueva iglesia porque la primitiva era pequeña "e que no cabe la gente y no pueden los domingos y días de fiesta ver misa" y que "no pueden sentarse". Se atiende "a la necesidad que tiene el logar de ella", además de que debía estar en muy malas condiciones habida cuenta de los gastos continuos en trastejar la iglesia y reparos. No obstante, ha sido imposible encontrar mandato alguno o licencia de construcción directa del gobernador general de la diócesis de Toledo, que por aquellos primeros años del inicio de la obra era D. Gómez Tello.

La fuente principal de información ha sido el libro de visitas de la iglesia, que se conserva en el archivo parroquial, con fechas extremas de 1549--1603.

La fábrica de la iglesia pasa por distintas manos en un período de más de cincuenta años. La primera mención a la obra del templo nuevo aparece en 1551 en carta de pago a Garnica: "a Miguel de Garnica cantero y maestro de la obra de la dicha

iglesia", que, al parecer, ya había realizado la "capilla de la iglesia", con un coste total de 51.078 maravedíes por tasación de Juan de Rivero. La piedra, cantos rodados, se traía en carretas desde la cantera de San Agustín de Guadalix

En 1554, Garnica desaparece de la escena: "se le acabaron de pagar todo lo que se le debía de la obra", y al año siguiente comienzan su labor Pedro de Gonechea y su hermano Juan junto con Juan del Pozo, oficial a su cargo. No obstante, el cambio de maestro no significa cambio en el plan de la obra; antes al contrario, hay un interés por parte de los visitadores de la iglesia de que la obra vaya en lo posible deprisa, "que la yglesia que esta començada se continúe y pase adelante, y que lo que está edificado no se pierda, lo cual se haga según las condiciones, obligaciones y escripturas que sobre ello están escritas".

La ejecución de la obra de Gonechea y su hermano Juan dura muchos años, desde 1555 hasta 1570, en que se pasa en cuenta el coste de la tasación de la obra y los jornales y gastos de materiales. Se paga poco después la posada-de Gonechea, por lo que la estancia en Cobeña debía de haber concluido.

Hay entonces un lapso de tiempo en que no se construye nada, como lo demuestra la ausencia de gastos de obra en el libro y la preocupación de los visitadores. En 1575, el señor visitador Antonio de Vega encontró "que la obra de la dicha iglesia está estancada que en ella no se hace nada y andan en poder de los mayordomos muchos dineros. ..encargo al reverendo cura con brevedad vaya a Toledo y signifique al señor gobernador la necesidad que ay para que su señoría nombre tasador en nombre de los herederos de Gonecheá, atento a que estos están en Vizcaya y ha mucho que no han aparecido i seria mucho coste de la iglesia si los hubiesen de ir a buscar".

Esta demora se debió a la enfermedad  y muerte de Conechea y a problemas de gestión en los dineros de la iglesia por parte de los mayordomos de la misma: "mando que todos los mayordomos en quien estén los otros dineros acudan con todo lo que deben a la iglesia". Y el mismo visitador manda que, pasado el mes de febrero de 1576, "se ponga mano en la obra de la iglesia y se prosiga para que se termine, cumplan y hagan complir a los oficiales que la tienen a cargo las obligaciones que tienen hechas".

Gonechea había muerto y dejado en testamento que continuara la obra Juan García de Carranza, también vizcaíno; mientras, la iglesia sigue pagando a los herederos de Gonechea por el pleito que éstos ganan en razón de lo que aquélla le debía a Pedro de Gonechea[2].

Carranza aparece nombrado por primera vez como maestro de obra en 1.577, "encargándose desde entonces de la capilla mayor y colaterales" Amador Sanz, maestro de albañilería a las, órdenes de Carranza, está realizando "los tubos de los pilares" en 1583, y es entonces cuando el visitador menciona que la obra tiene cuerpo de iglesia y colaterales.

En 1585 Carranza termina su colaboración en la fábrica, por lo que se deduce de una carta de pago.

Hasta aquí, lo construido durante el S. XVI, pero, avanzado el S. XVII, se lleva a cabo otra remodelación o, quizás, reconstrucción de la iglesia por Gaspar de la Peña, como consecuencia de su deterioro. En 1668 este arquitecto madrileño informa que, antes de su marcha a Córdoba, ya había dejado emprendida la obra de la iglesia de Cobeña, hecho que también manifiesta en su testamento, dejando la terminación de aquélla a Juan de Nevada[3].

Tenemos también noticia de otros tres expedientes de obra de la iglesia. En 1726 se repara el chapitel de la torre y en 1833 se reconstruye la portada principal y se llevan cabo reparos menores.

 


[1] Concretamente tenemos un Concejo de San Cipriano y una ermita del mismo nombre en la merindad de las Encartaciones (Vizcaya), de donde proceden los señores de Haro con los que está  emparentado el linaje de los Mendoza, a cuyo señorío pertenecía desde 1369 por Donación de Enrique II.

[2] El hermano de Pedro de Goneche escribe una carta desde Fuente el Saz explicándoles que había ganado el pleito y lo que por sentencia había que pagarle; es posible que colaborara en la Construcción de la Iglesia de Fuente el Saz.

[3] TOVAR MARTIN, Virginia; "Arquitectos Madrileños de la Mitad del Siglo XVII", Madrid, 1975, pp 161-162

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr
Ayuntamiento de Cobeña © 2014 | Plaza de la Villa, 1 | Telf. 91 620 81 32 | Fax. 91 620 93 71
Validar XHTML Validar CSS Conforme WAI-AA